La magia de la Navidad

Esto llega al final, y con ello lo mejor de todo, la llegada de los Reyes Magos. Uno de los puntos fuertes por los que me encanta la Navidad, además de las fiestas, encuentros y reencuentros, es la ilusión de los regalos. De recibirlos y sobre todo de prepararlos. Me encanta regalar y me encanta hacer regalos. Estar en una tienda viendo cosas que llevarías para ti pero estar pensando en otra persona, en sus gustos, en como es y en lo que se llevaría si estuviera allí, es algo emocionante. Esta es la verdadera magia. Así lo entendimos mi mitad y yo desde el principio. No había niños en casa, pero nos poníamos los regalos a escondidas, bien envueltos, incluso deformándolos un poco para no poder intuir nada de nada. La verdad, fue fácil, ya que veníamos de familias con tradiciones bastante iguales.

1º Reyes juntos (2011)

Cuando llego Paco, la ilusión se desbordó, y aunque estábamos locos por comprarle cosas, pensamos que con el alubión de regalos familiares, tenia bastante. No le compramos nada. Le pusimos los regalos de la familia, se los dejamos un día y luego le guardamos la mitad de los regalos hasta el año siguiente, que se los pusimos de nuevo. Teníamos claro que íbamos a dejar que creyera de lleno en la magia de los Reyes. Aunque en esta época, el pobre nos miraba como diciendo, pero que pasa aquí!

El chollo de repetir juguetes no nos duró mucho. Pronto empezó a pensar que los Reyes tenían algún problema de memoria, porque repetían algunos juguetes, pero lo bueno era que repetían justo los juguetes perdidos. Que casualidad 😉

No fue hasta los 4 años mas o menos, cuando ya empezó tener consciencia de que efectivamente, sus majestades, le traían lo que el les había pedido en sus cartas. De ver la cabalgata mirándolos concentrado, como si quisiera mandarles un mensaje por telepatía. Que ilusión, sin poder dormir la noche de antes. Creo que es el único día que no me importa madrugar sin tener que trabajar.

Y en ese punto estamos. En el momento mas álgido, ilusión extrema. Creencia ciega en esa magia, en el poder de esos tres hombres maravillosos que hacen cosas tan mágicas como llevar regalos a todos en una sola noche. Y la verdad, espero que dure mucho tiempo mas. Se que no será así, se que ya mismo empezará con sus primeras dudas. Pero pienso disfrutarlo a tope.

Reyes 2018 (estoy deseando hacer foto a los de este año!)

Ya tendremos tiempo de explicarle la verdad de la magia de la Navidad, de la ilusión de hacer regalos para su familia y de disfrutarlo a tope desde el otro lado. Pero ya tendrá tiempo, le dejaremos el que el necesite. Solo lo sabrá cuando esté preparado.

Felices reyes! Que os traigan un montón de cosas buenas!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *