Niños independientes y seguros

Niños independientes y seguros

Hola a todos! Ya está aquí el viernes! Así que eso quiere decir que os traigo un nuevo tema para reflexionar un poquito: como conseguir que nuestros niños sean independientes y seguros.

Cunado pensamos en un niño independiente, lo primero que se nos viene a la cabeza es un niño que es capaz de quedarse con personas a las que no conoce sin protestar desde muy pequeño, que se va a casa de otro amigo a dormir antes de los 5 años, que es capaz de irse de campamento una semana, antes de los 9 años, que es capaz de hacer muchas cosas el solito…etc.

Niños independientes y seguros
Niños independientes y seguros

Pensamos que un niño es independiente cuando es capaz de separar de sus padres sin problemas. Pero esto no es así, del todo. Realmente hay veces que los niños están muy acostumbrados a que los papas se vayan y lo ven como algo normal y aceptado, pero realmente sienten inseguridad por no saber cuando se producirá esto o si pueden confiar en que sus padres estarán ahí cuando los necesiten.

Diseño sin título (1)

Entonces vamos a definir la independencia. Yo diría que es la capacidad para interactuar con el mundo sin nosotros siempre al lado de ellos. Y cada edad deberá tener su correspondiente grado de independencia. Los bebes, no pueden ser independientes nunca, porque nos necesitan para absolutamente todo.

Entonces, ¿qué hace que un niño sea independiente?   

Resulta que hay dos cosas. Primero, satisfacer sus necesidades emocionales, saber que mamá y papá están allí cuando es necesario. Una vez que los niños sepan que estamos disponibles si nos quieren, pueden ser más independientes y centrarse en lo que les interesa.

Si no saben si pueden confiar en mamá y papá, los niños deben preocuparse por tratar de ganarse la atención y la aprobación de los padres.

Cuando los «empujamos» a los niños hacia la independencia emocional, según muestran las investigaciones, se vuelven más necesitados. 

El segundo elemento que ayudara a nuestros niños a ser independientes será el poder! Cuando “permitimos” que aprendan a decir que no, a poner su punto de vista, le damos poder y control sobre su vida. Aquí es donde comienza la semilla de la independencia.

En resumen, para que un niño sea independiente tendremos que darle la seguridad de que siempre estaremos ahí, para ayudarle, pero el tendrá el poder de decidir. Esto se consigue con una buena educación emocional acorde con su edad. No queramos correr.

Bueno, pues ya os dejo. Si me queréis preguntar o comentar cualquier cosa, ya sabéis que podéis escribir un comentario o un email!

Un besico a todos!

Autor: Angu Mariscal

Psicopedagoga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *